Procesando. Por favor aguarde...

Ushuaia

Rio Grande

Tolhuin

Investigan a tres policías acusados de abuso sexual

Tres efectivos de la Policía Provincial fueron pasados a pasividad luego de que avanzara la causa judicial en la que se encuentran imputados de abuso sexual agravado por haber en principio, intercambiado mensajes de connotación sexual con una menor de 15 años que se encuentra alojada en el Hogar de Acogimiento, en el Barrio 60 Viviendas de Ushuaia. Si la bien la información había sido adelantada la semana pasada ahora se conocieron los nombres de los involucrados.

 

La calificación que agrava el delito enrostrado es precisamente por su condición de policías y también porque la menor involucrada está institucionalizada y admitió en sede judicial que se prostituía a cambio de estupefacientes o de dinero para comprarlos.
 

Los policías apellidados Fantoni, Reyes y Vargas fueron apartados preventivamente de sus funciones, se les retiró el arma reglamentaria y la placa credencial y se los notificó de que percibirán solo el 50% de sus haberes mientras continúe sustanciándose en la faz interna institucional, el sumario administrativo en curso y en la órbita judicial, la causa que los tiene como imputados.


Además, durante el tiempo en que permanezcan en situación de pasividad, no podrán ascender ni computar antigüedad.

A los uniformados se les imputa haber intercambiado mensajes telefónicos con una jovencita de 15 años de edad, alojada en el Hogar de Acogimiento, con severos trastornos de conducta y adicta confesa, en marcado tono sexual. En el expediente se investiga también si existió acceso carnal con la menor.

LA INVESTIGACION: 

 

La crítica situación laboral en la que se encuentran los tres policías se desprendió indirectamente de una causa que la Justicia inició cuando en agosto de este año, en Playa Larga, fue sorprendido un sujeto de 28 años de edad manteniendo relaciones sexuales con una menor de 15 años que resultó ser una interna del Hogar de Acogimiento que se había fugado de la institución sin que nadie se percatara de ello.

En la ocasión, Daniel Omar Mansilla fue detenido bajo los cargos de estupro en la órbita de la Justicia provincial y por tenencia de estupefacientes en la Justicia Federal, ya que en el interior de su automóvil fueron encontradas varias bochas de cannabis sativas.

En el análisis de los mensajes y llamadas telefónicas que realizó y recibió la chica, llamó la atención de los investigadores la repetición de ciertos números que posteriormente se determinaría que pertenecían a policías.

Así se constató que entre ella y Fantoni, Reyes y Vargas, existió intercambio de comunicaciones en las que predominaban comentarios de tinte sexual.

A raíz de ello, la Justicia provincial dispuso que los tres efectivos fueran individualizados, notificados e imputados, aunque sin que se los apartara de sus funciones, en forma simultánea con la sustanciación de un sumario administrativo interno. Pero luego se creyó conveniente apartarlos de las áreas en las que se venían desempeñando, en el caso de Vargas en la División de Narco Criminalidad, de Reyes en la Comisaría Cuarta y de Fantoni, en la Primera.

Los tres policías tienen jerarquía de agente y sargento primero, en el caso de los suboficiales y de subinspector, el oficial.

Son solteros y cuentan entre 30 y 40 años de edad. Su situación es delicada debido a que la investidura policial agrava la acusación que pesa sobre ellos como así también la vulnerabilidad de la menor, quien aunque habría negado cualquier tipo de forzamiento, es una joven con graves problemas de adicciones y de conducta.

En el proceso, los tres hombres, algunos de ellos con gran cantidad de años de antigüedad en la institución, se encuentran haciendo uso de su derecho a defensa pero si el trámite concluyera determinando su culpabilidad, quedarían automáticamente exonerados.

“Están en una situación muy, muy comprometida”: Así lo expresó una fuente ligada a la investigación del caso refiriéndose a los tres policías que deberán intentar explicar por qué se relacionaban telefónica o personalmente con una chica menor de edad internada en el Hogar de Acogimiento de Ushuaia. De los tres uniformados, la situación del oficial Fantoni es aun más complicada debido a que consta en su foja de servicios un arresto de 45 días que se le habría aplicado luego de que una mujer lo denunciara por acoso. Una vecina dijo que en oportunidad de concurrir a la dependencia policial a realizar una denuncia, el oficial apuntó su número telefónico, y que comenzó posteriormente a llamarla con una actitud que la hizo sentir acosada.


Mientras continúe el proceso, los tres deberán abstenerse de acudir a sus puestos de trabajo y respetar estrictas reglas de conducta para no agravar su situación.


Compartir en Facebook

NOTAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Será abierta a la comunidad y estará a cargo de especialistas de la organización “Luchemos por la...

Concejales riograndenses evaluaron un proyecto remitido por el Ejecutivo municipal cuyo objetivo...

El Concejo Deliberante avanza en el estudio del proyecto de ordenanza que crea el consejo asesor...

La resolución establece que podrá acceder al régimen de salidas laborales de lunes a viernes, sin...

COMENTARIOS