Procesando. Por favor aguarde...

Ushuaia

Río Grande

Tolhuin

Lo aseguró el concejal Tomás Bertotto

Mamás fallecidas en abortos son 50 al año

El concejal de Cambiemos sostuvo que no son tantas las muertes por abortos clandestinos y tampoco es la principal causa de deceso en las mujeres, sino “la quinta”. Argumentó que mueren más mujeres “por desnutrición, tuberculosis y otros problemas obstétricos” y advirtió que, de legalizarse la interrupción voluntaria del embarazo, “habrá más abortos y esas muertes van a aumentar”. Consideró que “Argentina debe seguir siendo una nación que no avale ni la pena de muerte, ni la eutanasia ni el aborto”.

El concejal de Cambiemos Tomás Bertotto se pronunció “en contra de la despenalización del aborto por un montón de razones. También estoy en contra del aborto, no sólo de la despenalización”.

Ushuaia.- El concejal de Cambiemos Tomás Bertotto se pronunció “en contra de la despenalización del aborto por un montón de razones. También estoy en contra del aborto, no sólo de la despenalización”, expresó ayer por Radio Provincia.

El edil y referente del PRO en la capital fueguina, negó que las muertes por abortos clandestinos sean tantas como se plantean y dio a conocer estadísticas a las que tuvo acceso, según las cuales habría solamente “50 muertes por año”. Advirtió que, de legalizarse el aborto muchas más mujeres lo van a practicar y, en consecuencia, las muertes “van a tender a aumentar”.

“Mi partido está dividido y por supuesto hay libertad de expresión. El presidente le dio tranquilidad a los que opinan de una u otra manera para manifestarse y tomar la decisión libremente. De los dos diputados que tenemos en el Congreso, hay uno que vota en contra y otro indeciso”, indicó en referencia a las posturas de Gastón Roma y “Tito” Stefani, que finalmente se definió a favor.

“Escuché muchas declaraciones en estos días con respecto a este tema y yo tengo mi postura, aunque no tenga que votar esta cuestión. Mi postura está fundada en un montón de estadísticas y estudios de otros países, donde se hablan de que la despenalización del aborto no soluciona la cuestión de las madres que pierden la vida. Tampoco son la primera causal de muerte de las mujeres los abortos mal practicados como a veces se dice”, afirmó.

Consideró que “hay mucha desinformación intencional sobre este tema, para manipular la opinión pública, pero acá hay que ir sobre los números, sobre las estadísticas y sobre el problema en particular”, remarcó.

“La contención del Estado para las madres y los chicos tiene que ser la principal herramienta para llevar adelante cualquier acción social en las madres que lo necesiten. Las madres que han perdido la vida son alrededor de 50 en el año. Hay otras causas que son más importantes en pérdida de vida de las mujeres, como por ejemplo la desnutrición. Eso habla de la pobreza, que es uno de los principales problemas que tenemos que solucionar hoy en la nación, y son alrededor de 500 muertes por año por esto. Hay otras causas como la tuberculosis, problemas obstétricos de distinto tipo, pero los abortos, ya sea espontáneos como practicados, no son la primera causa de muerte, ni la segunda ni la tercera: son la quinta”, precisó.

Para Bertotto en lugar de legalizar la práctica, “hay que llevar adelante un trabajo social de contención tanto para las madres como para los bebés. Yo no creo que matar un bebé en el vientre de su madre sea una solución. El Estado tiene la responsabilidad de la contención social, pero siempre el debate es bueno, y escuchar distintas posiciones”, dijo.

“Nosotros como poder legislativo municipal no tenemos ningún tipo de injerencia ni de influencia ante la decisión que se lleva adelante en el Congreso, que está dividido y con números muy parejos, porque no se puede saber si va a ganar la despenalización o no”, sostuvo.

“Además luego tiene que pasar por el Senado de la Nación y entiendo que no están los votos para aprobar la ley. Pero siempre es bueno escuchar las distintas voces y saber cuál es la postura de cada uno”, reiteró.

 

Una “postura humanística”

 

“Mi postura va más allá de mis creencias religiosas”, aclaró Bertotto, y explicó que “es una postura humanística, que apunta justamente a honrar esta problemática con la responsabilidad que merece, de una forma mucho más completa y de contención para las madres y los bebés, y de los argentinos que están por debajo de la línea de pobreza. Argentina debe seguir siendo una nación que no avale ni la pena de muerte, ni la eutanasia ni el aborto”, sentenció.

“El estado nacional tiene la gran responsabilidad de abordar el problema de la pobreza, no sólo con subsidios sino con planes muchos más completos de contención social que hoy no tenemos”, propició como remedio a la vulnerabilidad.

 

Más muertes si es legal

 

El edil remarcó “haber estudiado mucho el tema, las causales, y cómo se llevan adelante los abortos, y advirtió que, de legalizarse, van a aumentar las muertes: “La despenalización no soluciona el riesgo de muerte por abortos. Una mujer que lleva adelante un aborto practicado, va a seguir teniendo riesgo de muerte. Además, al haber más operaciones de aborto, el riesgo de muerte va a crecer. No sólo no desaparece, sino que va a haber más abortos, y eso hace pensar que, con la legalización del aborto, no sólo no se van a reducir las muertes por abortos mal practicados, sino que van a tender a aumentar”, concluyó.

 


NOTAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

La denuncia de “acoso sexual” que tramita en el Juzgado tienen como eje central la utilización del...

El intendente de Río Grande Gustavo Melella lamentó la nota aparecida en medio nacional y entendió...

El intendente de Río Grande, que aspira a ser gobernador de Tierra del Fuego, fue denunciado por...

Más de 1000 personas disfrutaron al ritmo musical de los diferentes grupos de nuestra provincia,...

COMENTARIOS