Procesando. Por favor aguarde...

Ushuaia

Río Grande

Tolhuin

Operadores de la marca Rapsodia se quedan con la filial local

Nike se va de Argentina tras haber perdido mercado

Como parte de una transacción que también incluye Chile y Uruguay, el grupo norteamericano cede sus actividades en la Argentina a una firma mexicana.

Tras haber perdido mucho mercado a manos de Adidas, su eterno rival en la Argentina y en el resto del mundo, Nike se va del país y deja sus operaciones locales a manos del Grupo Axo.

 

Se trata de un operador y distribuidor multicanal que ya tiene los derechos de distribución de la marca de la pipa y de otras 30 empresas en México y Chile y que a partir de este nuevo acuerdo también sumará Chile y Uruguay.

 

En Argentina ya opera a través de la marca de ropa Rapsodia, que es propiedad del empresario Francisco De Narváez y el fondo de inversión L Cattertoni y con la cual encaró un plan de expansión a nivel regional.

 

Además de Rapsodia, el Grupo Axo opera Abercrombie; Calvin Klein; Guess; Hollister; Rapsodia; Speedo; Tommy Hilfiger; Victoria´s Secret y Warner's, entre otras. Y tiene cerca de 5.000 puntos de venta y cerca de 800 tiendas minoristas y tiendas en toda América Latina.

 

La información fue suministrada por Nike a través de un comunicado en el cual se agrega que sus operaciones en Brasil serán traspasadas al Grupo SBF, dueño de la marca Centauro y de la mayor cadena minorista de artículos deportivos de ese país y de toda América latina, con 209 tiendas con fuertes capacidades omnicanal.

 

Según la explicación oficial, estos cambios se deben a que Nike "está realizando una transición del modelo de negocio en Brasil, Argentina, Chile y Uruguay con alianzas estratégicas con distribuidores, permitiendo así desarrollar un negocio más rentable, eficiente en capital y de mayor valor agregado".

 

Si bien en el comunicado se asegura que este movimiento "demuestra el enfoque continuo de Nike para optimizar los modelos operativos de los países en su cartera global", lo cierto es que la compañía norteamericana vino perdiendo mercado en la Argentina, a partir de la crisis económica, la recesión, la devaluación y los cambios en las normas vinculadas a las importaciones.

 

De hecho, el año pasado había comenzado un proceso de sustitución de producción nacional por ingreso de productos desde el exterior a partir del cierre de varias plantas en las cuales se fabricaban algunos de los modelos de Nike.

 

Un caso es el de la multinacional Dass, ubicada en la ciudad de Eldorado, provincia de Misiones, que en octubre del año pasado cerró sus puertas y despidió a 400 trabajadores.

 

En los últimos cuatro años, la compañía ya se había desprendido del 80% de la planta que en el 2015 había llegado a los 1400 trabajadores y que en su plenitud llegó a producir 22.000 pares de calzado por día.

 

En el caso de la venta de sus operaciones locales al Grupo Axo está sujeta a la aprobación del Gobierno y como resultado de ese movimiento de negocios, Nike clasificará los activos y pasivos de las filiales de las que se desprende como "mantenidas para la venta" en su balance general consolidado y reconocerá un cargo único y no recurrente relacionado a divisas de aproximadamente u$s425 millones.

 

Este cargo refleja principalmente la liberación anticipada de pérdidas de conversión de moneda extranjera acumuladas no monetarias asociadas y podría fluctuar debido a cambios en los tipos de cambio hasta la fecha de cierre.

 

 

 


NOTAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

El secretario general de los petroleros privados Luís Sosa espera que hoy se pueda realizar la...

Así lo marcó la Legisladora del Partido Verde, luego de que el proyecto tuviera dictamen en la...

Luego de las sucesivas reuniones que hubo este lunes entre el intendente Daniel Harrington,...

“Poder contar con una reproducción del mapa bicontinental de nuestro país en cada documento de...

COMENTARIOS