Procesando. Por favor aguarde...

Ushuaia

Río Grande

Tolhuin

Los números de la transición

La transición: La realidad lejos del discurso de campaña

Los técnicos en materia de economía ya trabajan en la transición. Difícilmente el gobernador electo Gustavo Melella pueda cumplir con sus promesas de campaña en materia de aumento salarial. La realidad económica y el plan de obra pública heredado se han transformado en un cepo a la demagogia.

Hay varias promesas de campaña que el electo gobernador Gustavo Melella no va a poder cumplir. En primer lugar, porque cuando tome las riendas del Estado fueguino va a encontrar una administración ordenada y con varias obras en marcha.

Algunas con fondos propios y otras con los fondos del crédito internacional que tiene afectación especifica.

Dentro de esa administración provincial que hereda no hay margen para el “demagogia “. Para cumplir con las promesas de campaña, Melella debería frenar la obra pública encarada por Bertone. No hay otra alternativa.

Ni el aumento a los Estatales, incluido los docentes, ni la promesa para los Jubilados, pueden atenderse de la forma en que se prometió en la campaña. Los fondos depositados en una cuenta bancaria y que suman más de 140 millones de dólares son de afectación específica, salvo que se modifique la Constitución provincial, un tema que no aparece en el radar de ningún partido político.

Lo cierto es que Melella va a heredar una administración saneada y con un plan de obras publica en marcha, algo muy distante a lo que heredo Bertone de Fabiana Ríos. En aquel entonces la administración heredada era desquiciada y no había plan de obra.

Fabiana Ríos se conformaba con solo pagar los sueldos de los empleados públicos y las jubilaciones en la menor cantidad de cuotas posible. Sí Melella sede a las promesas de campaña, su destino político será el mismo que el de Fabiana Ríos, que después de dos periodos de gobierno se presentó como candidata a Intendente de Ushuaia y saco el 5,7 % de los votos.

La prioridad son los servicios básicos

De a poco comienza a mutar el discurso del melellismo. Ya no son las rimbombantes promesas de campaña, solo basto una primera reunión de “transición” para que el gobierno entrante tome contacto con la realidad económica y financiera de la provincia.

El encuentro estuvo encabezado por el ministro jefe de gabinete Leonardo Gorbacz, acompañado del ministro de Economía José Labroca, el Secretario de Hacienda Víctor Diaz y la Directora General de presupuesto Valeria Gussoni. Por parte del gobierno electo estuvieron presentes Agustín Tita, coordinador de Gabinete y Oscar Bahamonde, secretario de Finanzas del Municipio de Río Grande.

Luego del encuentro, una pregunta puso incomodo al actual secretario de Finanza del municipio, ¿Se va a poder cumplir con la promesa de campaña del gobernador electo Gustavo Melella de otorgar un aumento salarial a los estatales” disparo la prensa? “no nos apuremos” fue la primer repuesta “vamos a analizar primero la información y en base a eso se irá trabajando a futuro. Recién estamos estableciendo mecanismos para conocer la situación concreta de la provincia. La prioridad va a ser los servicios básicos: salud, seguridad, educación.” dijo Bahamonde para muchos el futuro ministro de economía de Melella.

 


NOTAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

El jefe de Gabinete de la Municipalidad de Ushuaia, Oscar Souto, estimó en “más de 100 millones de...

Explican que el capital adeudado continuará aumentando pese a la decisión gubernamental de fijar...

Los más de 300 chicos que se aceraron durante toda la jornada pudieron disfrutar de juegos, shows...

Avanzan los trabajos y acciones de los convenios de cooperación y actas específicas que se vienen...

COMENTARIOS