Procesando. Por favor aguarde...

Ushuaia

Rio Grande

Tolhuin

La caída de los precios en el barril beneficia a los Kelper

Los ingleses insisten con el petróleo en Malvinas

La caída en el precio del crudo hizo factible que varias plataformas de exploración hidrocarburífera pudieran ser rentadas por un 30% de su antiguo valor. Varias empresas que realizan exploración en Malvinas pudieron apuntalar sus trabajos.

La nueva campaña de exploración espera encontrar yacimientos por el equivalente a 1.300 M/b de petróleo. La Falkland Oil ha comenzado en las Malvinas la perforación en el pozo Zebedee para realizar pruebas en el extremo sur del descubrimiento.

El inicio de una campaña de perforación de seis pozos en los mares tormentosos remotos y cercanos a Malvinas a partir de esta semana demuestra que el derrumbe en los precios del crudo no ha puesto fin a la búsqueda de nuevos yacimientos. Es más: lo paradójico es que contra los pronósticos más agoreros, los exploradores que han comenzado su trabajo en torno a las Islas se están beneficiando con una caída del costo de contratación de plataformas y de empleo de contratistas. El dato es que mientras Argentina ha condenado la exploración y explotación petrolera en las Islas, ésta no se detiene. 


"Todo funciona a nuestro favor ya que aprovechamos los costos de servicio más bajos", dijo a la prensa Tim Bushell, responsable ejecutivo de Falkland Oil Gas, explorador cotizado en Londres y con experiencia en varias prospecciones frente a las Islas. Falkland Oil integra un grupo de exploradores que contrató la plataforma Eirik Raude para pasar meses realizando prospecciones en la región. Desde que el petróleo inició su caída desde más de u$s 100 el barril en julio pasado, el costo de emplear plataformas de exploración en aguas profundas cayó un tercio. Hoy con el crudo debajo de los u$s 50 por barril, la oportunidad de buscar yacimientos que no producirán petróleo en los próximos años parece ser lo que más atrae a las compañías.

La nueva campaña de exploración espera encontrar yacimientos por el equivalente a 1.300 M/b de petróleo. La Falkland Oil ha comenzado en las Malvinas la perforación en el pozo Zebedee para realizar pruebas en el extremo sur del descubrimiento de Sea Lion al norte de las islas, seguida por el pozo Isobel Deep.

Alto potencial

Si bien los ingresos del gobierno de Malvinas dependen en gran medida de la pesca, la explosión de los últimos años estuvo atada a la creciente industria que rodea la exploración y explotación offshore. Según números conocidos en los últimos días, casi 70% de los ingresos públicos están atados a esta actividad. Las campañas de exploración se encuentran lanzadas en las cuatro grandes cuencas sedimentarias que rodean las Islas: al este, Plateau Malvinas; al oeste, la Cuenca Malvinas; y al sur y al norte, las Cuencas Malvinas homónimas.

El potencial no es menor: según estimaciones británicas, las cuatro cuencas podrían aportar más de 12.000 M/b de reservas. Suponiendo que sólo el 50% de éstas resultara probado para su extracción, significaría 6.500M/b, es decir, 317% más que las reservas de Argentina. Según el reporte, de las dos campañas de exploración y perforación que se realizaron, existen varios descubrimientos que ya pueden ser confirmados. Por un lado, los campos de Sea Lion y Casper (gas y petróleo); también Casper South (gas y petróleo) y Beverley (gas). También "Liz" tiene yacimientos de gas en la parte oeste de la Cuenca.

Frente a esto las eventuales ganancias que genere la cuenca Malvinas -teniendo en cuenta el petróleo y demás recursos- serán explotadas por empresas privadas foráneas, bajo un sistema legal que no es precisamente el argentino, engrosando arcas lejanas -porque las empresas argentinas tampoco pueden presentarse a las licitaciones-. Demás está decir que esa energía tampoco abastecerá a nuestras ciudades.La caída en el precio del crudo hizo factible que varias plataformas de exploración hidrocarburífera pudieran ser rentadas por un 30% de su antiguo valor. Varias empresas que realizan exploración en Malvinas pudieron apuntalar sus trabajos.

El inicio de una campaña de perforación de seis pozos en los mares tormentosos remotos y cercanos a Malvinas a partir de esta semana demuestra que el derrumbe en los precios del crudo no ha puesto fin a la búsqueda de nuevos yacimientos. Es más: lo paradójico es que contra los pronósticos más agoreros, los exploradores que han comenzado su trabajo en torno a las Islas se están beneficiando con una caída del costo de contratación de plataformas y de empleo de contratistas. El dato es que mientras Argentina ha condenado la exploración y explotación petrolera en las Islas, ésta no se detiene. 


"Todo funciona a nuestro favor ya que aprovechamos los costos de servicio más bajos", dijo a la prensa Tim Bushell, responsable ejecutivo de Falkland Oil Gas, explorador cotizado en Londres y con experiencia en varias prospecciones frente a las Islas. Falkland Oil integra un grupo de exploradores que contrató la plataforma Eirik Raude para pasar meses realizando prospecciones en la región. Desde que el petróleo inició su caída desde más de u$s 100 el barril en julio pasado, el costo de emplear plataformas de exploración en aguas profundas cayó un tercio. Hoy con el crudo debajo de los u$s 50 por barril, la oportunidad de buscar yacimientos que no producirán petróleo en los próximos años parece ser lo que más atrae a las compañías.

 La nueva campaña de exploración espera encontrar yacimientos por el equivalente a 1.300 M/b de petróleo. La Falkland Oil ha comenzado en las Malvinas la perforación en el pozo Zebedee para realizar pruebas en el extremo sur del descubrimiento de Sea Lion al norte de las islas, seguida por el pozo Isobel Deep.

Alto potencial

Si bien los ingresos del gobierno de Malvinas dependen en gran medida de la pesca, la explosión de los últimos años estuvo atada a la creciente industria que rodea la exploración y explotación offshore. Según números conocidos en los últimos días, casi 70% de los ingresos públicos están atados a esta actividad. Las campañas de exploración se encuentran lanzadas en las cuatro grandes cuencas sedimentarias que rodean las Islas: al este, Plateau Malvinas; al oeste, la Cuenca Malvinas; y al sur y al norte, las Cuencas Malvinas homónimas.

El potencial no es menor: según estimaciones británicas, las cuatro cuencas podrían aportar más de 12.000 M/b de reservas. Suponiendo que sólo el 50% de éstas resultara probado para su extracción, significaría 6.500M/b, es decir, 317% más que las reservas de Argentina. Según el reporte, de las dos campañas de exploración y perforación que se realizaron, existen varios descubrimientos que ya pueden ser confirmados. Por un lado, los campos de Sea Lion y Casper (gas y petróleo); también Casper South (gas y petróleo) y Beverley (gas). También "Liz" tiene yacimientos de gas en la parte oeste de la Cuenca.

Frente a esto las eventuales ganancias que genere la cuenca Malvinas -teniendo en cuenta el petróleo y demás recursos- serán explotadas por empresas privadas foráneas, bajo un sistema legal que no es precisamente el argentino, engrosando arcas lejanas -porque las empresas argentinas tampoco pueden presentarse a las licitaciones-. Demás está decir que esa energía tampoco abastecerá a nuestras ciudades.


Compartir en Facebook

NOTAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

La gobernadora Bertone, junto al presidente de la DPE, rubricó el documento para la construcción...

Rubén Bahntje presidente de la Caja de Previsión Social de Tierra del Fuego, atribuyó las demoras...

El ministro de Obras Públicas hizo un resumen de las obras que el Gobierno fueguino llevará...

El Rotary Club Río Grande entregó, el pasado domingo, el Premio “Vecino Solidario 2017” a José...

COMENTARIOS