Procesando. Por favor aguarde...

Ushuaia

Río Grande

-2°

Tolhuin

Panorama político

La estrecha relación del FORJA con los fondos municipales

La clave para entender la relación del FORJA de Melella con el peronismo fueguino ilustra una realidad política de cara a las próximas elecciones. Huérfano a nivel nacional y sin estructura que solvente los gastos del partidario, el FORJA se nutre de los fondos del presupuesto municipal, para subsistir. Es decir, los vecinos bancan con sus impuestos la aventura política del Melella y su partido.

Para mantener a la “militancia” del FORJA “entusiasmada” en su aventura política, Melella recorre el espinel del peronismo en busca de “fotos” que atestigüen su lado “Kirchneristas”.

Si uno recorre la historia de la corriente política llamada “FORJA” salta a la vista que aquella corriente política, no tiene nada que ver en lo más mínimo con el presente del FORJA que inspira el Intendente de Río Grande Gustavo Melella.

Aquella agrupación política denominada Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina (FORJA) y que vio la luz en los años 35 del siglo pasado, cuando Hipólito Yrigoyen comandaba la UCR, fue disuelta en los años 45 cuando emergía a la vida de los argentinos el peronismo.

En aquellos años FORJA desarrolló propuestas fuertemente nacionalistas, de denuncia y oposición al neocolonialismo. Difundiendo el lema de "Somos una Argentina colonial, queremos ser una Argentina libre",

Bajo la pluma de Arturo Jauretche, Darío Alessandro (padre), Raúl Scalabrini Ortiz, entre otros FORJA desplego su actividad principal que consistió fundamentalmente en la realización de investigaciones político-sociales que aún hoy son materia de consulta.

En la actualidad existe el Partido de la Concertación - FORJA que tiene presencia en solo 9 provincias entre las que se encuentra nuestra isla. Este partido es identificado como Radicales K. inspirados en la antigua agrupación, pero sin vinculación real. A nivel nacional su referente es Gustavo Fernando López, un ex Radical que supo acomodarse bajo el ala “Cristinista” y ocupar un cargo importante durante el gobierno K.

En realidad, el trabajo político de López como Subsecretario de la Presidencia de la Nación durante todo el periodo de Cristina, fue seducir a lo largo y ancho del país a los radicales desencantados con el centenario partido y convertirlos en “kirchneristas” sin ser peronistas.

En esa tentación cayo Gustavo Melella que encarno el FORJA fueguino, una agrupación nutrida casi en exclusividad por funcionarios municipales de Río Grande. De hecho, su presencia en Tolhuin y Ushuaia es casi nula.

En pocas palabras FORJA es para el Intendente Melella una surte de cascaron que busca rellenarse con quienes adhieran a su candidatura a Gobernador, sin tener ninguna historia política y mucho menos con los radicales que lo llevaron a la Intendencia.

Con la derrota del “Cristinimo” en las urnas sus “aliados” de turno como el FORJA sufrieron un enorme cimbronazo, Ya no había fondos frescos, ni tentadores presupuestos para hacer crecer al partido que aspiraba radicales disloco.

La situación política y económica de cada distrito, donde actúa FORJA, luego de la derrota electoral de Cristina cayeron en suerte. Los flujo de “fondos” nacional que Melella se había acostumbrado a recibir discretamente, desaparecieron como por arte de magia y la orden fue que cada distrito sea “autosustentable” económicamente para seguir haciendo política. De ahí que el FORJA fueguino no encuentra otro “caja” que no sea la Municipalidad e Río Grande, donde hurgar fondos para sobrevivir en la política vernácula.

Días atrás salto a la luz un escándalo cuando se filtraron unos mensajes de Wasap salidos del celular de un de los secretarios de gabinete municipal, donde les pedía a los “todos” los funcionarios que dejen sus puestos de trabajo por unas tres horas para ir a una marcha partidaria. Una forma indirecta de sostener a la militancia con fondos municipales, es decir con los fondos de los vecinos. Esta semana trascendió que el Municipio había bancado una vez más con el presupuesto municipal a una veintena de funcionarios municipales con pasajes y viáticos por unos 400 mil pesos, para que con el ropaje de “militantes” participen de una “cumbre partidaria” del FORJA en la provincia del Chaco, donde uno de los principales oradores fue el propio Gustavo Melella.

La realidad es que el FORJA como partido político nacional no existe, no tiene estructura partidaria y mucho menos peso político. En Tierra del Fuego FORJA se alimente pura y exclusivamente de fondos municipales, su “militancia” esta reducida a empleados municipales coaptados de diversas formas. Melella sabe de esta grave situación.  

En Tolhuin FORJA se vio obligado a cerrar una sede partidaria por falta de pago en los servicios, en Ushuaia hay una deuda importante por el alquiler de cartelería que nadie se quiere hacer cargo, la deuda ya cumplió más de dos años.

Políticamente al FORJA no le va mejor que en su economía, hay una historia reciente que pinta de cuerpo y alma la aventura política de Melella en su salto del radicalismo al kirchnerismo sin escala. Cuando el Intendente fue al Instituto Patria tenía la certeza de volver con una foto abrazado a Cristina, la promesa se la había realizado Gustavo López, su referente nacional. Lo cierto es que estando en la casa donde Cristina maneja los hilos de su política, Melella debió conformarse con el saludo y abrazo del devaluado Oscar Parilli y las excusas de López. No hubo foto.

La foto con Cristina estuvo reservada para el intendente Walter Vuoto y Martín Pérez en su paso por el Congreso Nacional. Algo similar sucedió con la foto que Melella busco sacarse con Agustín Rossi, el Intendente estuvo a punto de viajar a Comodoro Rivadavia, cuando un wasap lo alerto de que no viaje al centro de la Patagonia, allí nuevamente Vuoto estaba posando junto al diputados nacional y referente cristinista.

La foto consuelo que trajo Melella la semana pasada en su paso por él Chaco, fue con el “Coquí” Capitanich, pero el Intendente de Resistencia ya aviso que su postura política a nivel nacional coincide con la mesa de los gobernadores peronistas, un espacio donde Rosana Bertone tiene un protagonismo destacado.

No va a resultar fácil al Intendente riograndense transitar el intento por arrebatarle a los justicialistas fueguinos el protagonismo que ostentan sobre el escenario político en todas sus variables, por más que Melella grite a los cuatro vientos que él es un hombre del campo “Nacional y Popular” no lo hace peronista. Hay otro dato para tener en cuenta, el peronismo en toda su variable ya olfateó que en las elecciones venideras puede quedarse con todo el poder en la provincia, eso incluye la Intendencia de Río Grande.

Las reuniones subterráneas que el “melellismo” mantiene con entusiasmo con el sector del Legislador Loli Löffler, hablan a las claras del giro político que se asoma en la Intendencia, por el momento son solo rumores, lo concreto es que Gustavo Melella no encuentra el modo de encajar en el mundo peronista, tal vez la razón haya que hurgarlas en como resolvió su pasado radical.

 

 

 

 


NOTAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Será este viernes en la Municipalidad de Ushuaia. El incremento solicitado por la Asociación de...

Los colectivos cambian su recorrido en la zona del barrio 640 Viviendas por obras viales que se...

Entre el viernes 19 y el domingo 21 de octubre saldrán a escena grupos teatrales de la provincia...

El fiscal mayor acusó formalmente al intendente de Río Grande este miércoles al mediodía, al...

COMENTARIOS